Tomate frito casero. Receta paso a paso

Desde pequeño, mi madre habia hecho el tomate frito a partir de las latas de tomate triturado. Recuerdo como salpicaba y ponia perdida toda la cocina de forma que cuando acababa parecía que se habia cometido un asesinato alli. Ese tomate tenía una textura increible y el sabor no se parecía a ningún otro. Recuerdo que mi madre lo hacía para los macarrones con tomate y ella preparaba su propia versión que era carne con tomate que le añadía macarrones, jejeje, un poco bruta, si, pero estaba de escándalo.
Con el tiempo descubrí que eso que a mi me parecía muy trabajoso se podía complicar incluso más si utilizabas tomate natural en lugar de tomate triturado de lata. Pero el concepto trabajoso o tedioso es muy relativo y lo que al principio me parecía un verdadero tostón (si lo comparabas con abrir un tetra-brik de tomate frito) se convertía en algo sencillo cuando probabas las delicias de un verdadero tomate frito casero.
Las principales diferencias están en color y sabor. Mientras que el de lata lleva colorantes y mancha los tuppers de manera que te hace parecer un guarro frente a tus compis de comida en el trabajo, el casero no deja ni rastro.
Del sabor ni hablamos, ya que aunque para gustos colores, mi paladar dice que es infinitamente mejor y si ademas le das el toque dulce a través del vino PX, la cosa cobra tintes épicos. Probadlo un día y me contais! Por cierto, si utlizais tomates de la variedad corcho de Mercadona, os va a salir menos bueno que si utilizais unos super tomates de la frutería de vuestro barrio.




Ingredientes

1 cebolla grande
2 dientes de ajo
1 zanahoria grande
1 hoja de laurel
Romero
1 kg de tomates maduros
100ml vino dulce PX.
Aceite de oliva virgen extra
Sal gruesa
Preparación
1. Cortaremos la cebolla y los ajos en trocitos pequeños y la pondremos en una sarten con 2 cucharadas de aceite a fuego medio.

2. Pelaremos la zanahoria y la cortaremos en trocitos. La añadiremos junto a una rama de romero y una hoja de laurel.

3. Cuando la cebolla este pochada y la zanahoria tierna, incorporaremos los tomates que habremos pelado y eliminado el corazón previamente.

4. Dejaremos 5 minutos a fuego medio y añadiremos el vino. Removeremos y dejaremos que reduzca otros 5 minutos. Incorporaremos 1/2 cucharada de sal.

5. Trituraremos y dejaremos que siga reduciendo a fuego medio y tapado. Rectificaremos de sal si fuera necesario.


Si no encuentras
- Vino dulce, utiliza una cucharada de azúcar
Si quieres que te enseñe a preparar este receta y sus truquillos pincha en cursos de cocina
Dificultad: 

Coste: 

Instagram

Facebook

Twitter