Taberna La Montillana

Taberna La Montillana
Calle San Alvaro nº 5 (Córdoba)
Telefono 957 479 518
www.tabernalamontillana.com
Precio medio por persona: 20-30 €.


                                                          In taberna quando sumus
                                                                            non curamos quid sit humus

                                              De los Cantos goliardos ( s. XII y XIII) musicados en el Carmina Burana de Carl Orff.

Tal y como dice el canto, cuando estamos en la taberna, no nos preocupamos de la tumba y es que en Córdoba, las tabernas han configurado nuestra forma de concebir el tapeo, de compartir con los amigos no solo comida, sino risas, historias y mucho más.
Una de estas tabernas con historia pero que ha sido reformada con mucho acierto es la Taberna La Montillana, enclavada en pleno centro de Córdoba cerca de una de las iglesias con más tradición en la ciudad, San Miguel y de la plaza de referencia desde siempre, las Tendillas.
La Taberna la Montillana comienza su historia allá por los años 40, como un despacho de vinos de una bodega de Montilla-Moriles con el nombre "Vinícola la Montillana". En los años 60, ya como Taberna propiamente dicha, se convierte en la primera peña del matador de toros Jose María Montilla. Tras desaparecer durante algunos años, vuelve a abrirse de la mano de Rafael Gavilán, copropietario de la misma dándole un toque cálido, agradable y con un ambiente torero que recupera su historia.
La taberna, con sus 3 plantas, presenta una zona de la que podemos disfrutar de un tapeo tanto de pie como sentado con un ambiente de taberna tradicional. La primera planta es un salón con una capacidad de 35 personas aproximadamente y con una decoración muy acogedora. En la segunda planta, nos encontramos con una salón para unas 15 personas con unas vistas de la iglesia de San Miguel espectaculares.
Sin embargo, sobre todo destacaría dos cosas fundamentales:
- Trato personal cercano y amable por parte de todo el personal destacando a Emilio, el maitre, el que consiguió que nos sintieramos cómodos en cada momento.
- Calidad de su cocina. De la mano de Antonio Jimenez, formado en la escuela de hostelería de Córdoba, nos encontramos con un menú muy equilibrado que combina tanto platos de la gastronomía tradicional cordobesa como platos mas innovadores.
Entre ellos, probamos algunos platos actualmente existentes en carta y otros que estaban confeccionando para la nueva carta:
Muestra de salmorejos, tradicional de tomate, de esparragos y mazamorra, un salmorejo de ajoblanco.
Ensalada de germinados y perdiz en escabeche
Revuelto de vieras
Rodaballo a la plancha
Rabo de toro desmigado sobre cama de puré de patatas
Solomillo de ciervo con foie
Helado cremoso de leche merengada

Hablando del maridaje, nos podemos encontrar con un fino increible y una carta de tintos de mucha calidad. Probamos esa noche "Garum" tinto de la tierra de Cádiz para copeo y un tinto de las bodegas Habla, en particular el nº2, de Extremadura.
Ahora que Córdoba empieza a oler a azahar, el clima invita a disfrutar del sol y Mayo, el mes en el que la ciudad alcanza todo su esplendor, os recomiendo que os deis una vuelta por esta taberna y disfruteis de la mejor gastronomía cordobesa y un ambiente que invita a la tertulia.
 
Dificultad: 

Coste: 

Instagram

Facebook

Twitter