Deshuesado de un conejo

Si tengo que destacar una cosa que he aprendido en el curso de cocina que estoy acabando es el aprendizaje en el deshuesado de cualquier tipo de bichejo. Si soy sincero, nunca pensé que sabría sacar un filete de un conejo y es algo de lo más delicado (junto con el deshuesado de codornices) que he visto. Realmente no es complicado pero si minucioso.
La ventaja de este tipo de cosas es que puedes hacer la vida fácil al comensal ya que precisamente el conejo es una de las carnes que más coraje me dieron comer por su cantidad de huesos. Al final tenías que trabajar tanto que hacía cansado. De esta forma podremos hacer lo que queramos. El lomo que sale yo lo utilicé para un rollo muy resultón.


Ingredientes

1 conejo

Preparación
1. Limpiaremos los despojos del conejo, es decir, los riñones, hígado y corazón que suelen venir dentro.

2. Cortaremos por el esternón del conejo.

3. Abriremos las costillas

4. Cortaremos las extremidades comenzando por las superiores respetando el hueso.

5. Y seguiremos con las traseras. Estas serán un poquito más complicadas debido a que el hueso que une la pata con la cadera será un poco más difícil de despegar. Reservaremos estas extremidades para otro plato.

6. Abriremos las costillas y rasparemos con la punta del cuchillo la carne de estas.

7. Tiraremos de un lateral de la carne y veremos como se despegan sin problemas

8. Una vez despegados ambos lados, sacaremos la carne de la columna. Comenzaremos por el lado contrario a las costillas despegando con la punta del cuchillo lo que podrían considerarse los solomillos. Hay que tener cuidado al rodear la columna de no traspasar la carne

9. Iremos separando poco a poco la carne de la columna ayudándonos del cuchillo.

10. Finalmente quedará la carne del conejo deshuesado. Tendremos que repasar con el dedo ya que quedarán algunos huesecitos por eliminar

Si quieres que te enseñe a preparar este receta y sus truquillos pincha en cursos de cocina
Dificultad: 

Coste: 

Instagram

Facebook

Twitter